Click en la imagen
 
Tren de Ollantaytambo a Machu Picchu
   
Choquesuysuy 
   
Wiñay Wayna
   
Machu Picchu
   

Flor Amarilis

   
Chimpu Chimpu
   
Gallito de las Rocas
   
   
   
 
   
     
   
 
Eco Tour a Machu Picchu
 

Saliendo desde la ciudad de Lima a las 6 AM abordo de un vuelo de , daba inicio a una nueva visita al Santuario Histórico de Machu Picchu . Durante el vuelo trataba de imaginar esta nueva alternativa, de cómo conocer y disfrutar de uno de los lugares más maravillosos del planeta.

Desde el aire, ver la Cordillera de los Andes, sus nevados y lagunas, era sólo el principio de una eco-aventura.

Tras disfrutar de excelentes servicios abordo, arribamos puntualmente a las 07:15 AM. al aeropuerto de la ciudad de Cusco, y de inmediato abordé un taxi para trasladarme directamente hacia Ollantaytambo (97 Km. - 60 millas de Cusco) a donde arribé a las 08:50 AM, y así pude embarcarme en el tren hacia Machu Picchu. Había tomado la precaución de reservar un asiento en ventana lado izquierdo en el tren, para asegurarme de tener las mejores vistas del paisaje durante el viaje.

La línea del tren corre paralela al margen derecho del río Urubamba y hacia la otra orilla se tiene una amplia vista del valle, que en ciertos tramos se torna en cañones; la geografía transcurre desde la zona andina hacia la selva baja.

Realizar el viaje con este itinerario, me permitió asegurar de no sentir el mal de las alturas (soroche), ya que desde el arribo a Cusco (3,399 m.s.n.m.) hasta el pueblo de Aguas Calientes - Machu Picchu (2,020 m.s.n.m), todo el camino es en descenso y facilita una excelente adaptación a la altura.

Durante el trayecto del tren pude observar majestuosas construcciones incaicas, entre las que destacan las recién restauradas andenerías de "Sayllapata?".

A las 10:30 AM arribamos al Kilómetro 107, lugar conocido también como el parador de Choquesuysuy, en donde el tren se detiene y permite el desembarque de pasajeros; allí encontramos a nuestro guía, sus porteadores y todo el equipo necesario para realizar la versión más corta de " Camino Inca".

Luego de cruzar un puente colgante e ingresar al Santuario Histórico de los Incas, realizamos los registros, y procedimos a tomar el camino inca, iniciando el ascenso a las montañas, tupidas en vegetación y salpicadas de legendarias construcciones incaicas. Desde este punto, los birdwatchers, amantes de orquídeas, de la naturaleza y de la aventura, se confunden en profundos sentimientos por la integración y diversidad del paisaje y eventos.

Al arribar y descubrir Wiñay Wayna sólo me quedó rendir culto a la grandeza alcanzada por la Cultura Inca. El lugar y el paisaje son de indescriptible belleza. Desde allí continuamos, previo ligero almuerzo, hasta alcanzar otro punto alto de montaña "Intipunku" y tuvimos una vista espectacular de la Ciudadela inca de Machu Picchu. Luego, descendimos e iniciamos la visita guiada en uno de los lugares, que hoy ha sido designado entre las 7 maravillas modernas de la humanidad.

A las 5 PM, luego de haber completado la visita a la ciudadela de Machu Picchu, tomamos uno de los mini-buses para bajar hasta Aguas Calientes, pueblo que resulta ser el punto de arribo del tren Cusco - Machu Picchu.

A partir de este evento se iniciaba la segunda parte de mi viaje, y en lo personal no podía imaginar que algo más pudiera sorprenderme, luego del éxtasis de sensaciones transcurridas.

Pero me había equivocado, pues al ingresar a las instalaciones del Inkaterra Machu Picchu Hotel fue como alternar entre fotos de postales vivientes. Pocos lugares en el mundo que he conocido se pueden asemejar a ello. El hotel de construcciones contemporáneas, integradas al paisaje, a la naturaleza, a modo de un pueblo andino, inserto en frondosos bosques, de rica biodiversidad, en donde se ha tenido especial cuidado por la distribución de la vegetación, especialmente las flores que perfuman el ambiente, y por la noche el aroma de eucaliptos.

Luego de un rápido registro en el hotel, me invitaron un reparador té, de cultivos propios del hotel, y procedí a un relajante descanso.

El Machu Picchu Pueblo Hotel, diseñado con la vanguardia de un boutique-hotel, no sólo es uno de los mejores hoteles en su clase del Perú, sino que también ha recibido importantes reconocimientos internacionales, especialmente por el tema ecológico, entre los que destacan:

  • National Geographic TRAVELER: Reconocimiento a las mejores prácticas de Turismo Sostenible (mayo-junio 2002).

  • American Orchid Society (AOS): Premio a la Conservación (1998) y galardonado como el "Jardín de orquídeas nativas más grande del mundo abierto al público" (mayo 2001).

  • Condé Nast Traveler: Mención en el Hot List 1998 - Mejores Hoteles del Mundo.

Luego del atardecer, acudí al lobby del hotel para encontrar a la bióloga del hotel, Srta. Carmen Soto, encargada del mantenimiento de diversos proyectos de conservación, e iniciar nuestro primer tour al interior de las instalaciones del hotel.

"Gray to the evening walk": Una caminata que invita a la meditación y espiritualidad, tras recorrer senderos bellamente demarcados, nos integra al paisaje y todo el ambiente de la majestuosidad de uno de los lugares más mágicos de la tierra, en donde se concentran fuerzas cósmicas.

Al amanecer del segundo día, muy descansado, relajado y con el espíritu totalmente revitalizado, una vez más acudí al lobby del hotel para reencontrarme con Carmen Soto e iniciar un nuevo tour. Previamente informado, y sólo imaginar que en todo el territorio de USA existen 13 especies de picaflores, y en los bosques del hotel, de 15 hectáreas, existen 17 especies de picaflores, además de 155 especies de aves, 108 especies de mariposas, era espectacular el sólo pensarlo, el cómo proyectos de conservación y excelente trato ecológico han permitido esta concentración de gran biodiversidad.

Otro tema sorprendente son las orquídeas, tel hotel ha logrado reunir y conservar 372 especies nativas de orquídeas que pueden ser observadas y contempladas, la mejor época para observar las orquídeas es entre noviembre y mayo.

También nos llenó de satisfacción, conocer y ver un proyecto especial para recuperación de osos de anteojos, que luego de haberlos ubicado en cautiverio, los readaptan para ser devueltos a su hábitat natural.

El tour "Naure Walk", nos condujo por senderos ecológicos durante hora y media, y nos permitió integrarnos a la naturaleza y compartir las creaciones de la divinidad. Plantas medicinales, bromelias, frutales, hierbas aromáticas, aves, mariposas, petroglifos y mucho más, nos brindó la oportunidad de comprometernos más, con la mejor manera de contribuir en la conservación de la naturaleza y valorar a aquellas personas o instituciones que realizan tan loable labor.

El hotel también facilita estos tours a cualquier turista, y no son exclusivos de sus huéspedes.

Luego de un reparador y exquisito almuerzo buffet en el "Inka Terra Café", y siendo las 3:45 PM me trasladé a la estación del tren en Aguas Calientes, a tan sólo 15 minutos de caminata desde el hotel, para continuar nuestro viaje hacia la capital arqueológica de América, la ciudad de ciudad de Cusco.



Más fotos sobre eco-aventura

 
 
 

Guía de viaje Machu Picchu - Ver también: